No es casualidad la admiración a un maestro.

He notado que las personas que tuvieron la fortuna de conocer al extraordinario caballero Oscar de la Renta de una u otra manera sus vidas fueron tocadas de forma personal y única dejando un recuerdo.

Este año celebré de casado 4 años, exactamente el 3 de junio del 2011. Se preguntarán por qué menciono la fecha en que decidí ante la ley jurarle a mi mujer amor para toda la vida, pues les platico que ese fin de semana el señor Oscar de la Renta visitaba la Ciudad de México. 

El viernes mientras yo celebraba en el hotel CondesaDF en compañía de mi familia y amigos cercanos mi matrimonio, Oscar de la Renta cantaba al son del mariachi en Garibaldi. Larga noche de fiesta y celebración.

Oscar de la Renta se encontraba en México ya que fue invitado por la talentosa Lisette Trepaud a ser parte de una nueva edición de MODA NEXTEL, evento que durante varios años se encargó de reunir a reconocidos diseñadores internacionales, top models y talento nacional para presentar las últimas tendencias de la temporada.

En 2011 aún trabajaba para el canal E! Entertainment Television, en esa edición se llevaría acabo un especial de la visita del diseñador dominicano en donde yo sería encargado de ser el presentador, es por esto, que el sábado después de una gran celebración mi despertador sonó a las 8:30am ya que a las 10 de la mañana tendría el gusto de platicar y conocer a uno de los grandes exponentes del mundo de la moda.

Mi pasión siempre ha sido el lograr que una entrevista se convierta en una platica de amigos, que exista una intimidad en donde la persona que estoy entrevistando se relaje y disfrute y si a esto le sumamos que soy apasionado del buen estilo y conozco desde tiempo atrás el trabajo a detalle de Oscar de la Renta, ya se imaginarán las ganas que tenía de sentarme frente a frente y charlar de su trabajo, inspiraciones y estilo de vida entre otros temas.

La cita fue puntual en uno de los salones del hotel Four Seasons ubicado en la avenida Reforma, el diseñador dominicano entró por la puerta vestido impecable como siempre con un traje a dos botones color negro y corbata a cuadros, pero lo que más resaltaba era una espectacular sonrisa. Estuvimos platicando alrededor de 20 minutos, tiempo suficiente para descubrir que Oscar era un apasionado de la vida, disfrutaba cada instante al máximo y algo que me llamó la atención era su manera de cuidar cada detalle, cabe mencionar que era un enamorado de México.

El gran evento se llevó a cabo en la Monumental Plaza de Toros México en donde se presentó la colección Resort 2011, inspirada en el artista Pablo Picasso y la top model Candice Swanepoel desfiló en la pasarela.

En uno de los túneles que te llevaban al ruedo de la Monumental donde se realizó la Gala Moda Nextel me topé con el diseñador dominicano y lo primero que hizo fue darme un abrazo y agradecerme por estar presente y unas horas antes el tiempo para platicar con él, suceso que volvió a marcarme por su impresionante sencillez, amabilidad y educación.

Largo fin de semana, lleno de emociones y experiencias personales y profesionales que quedarán en mi memoria para siempre. Decisiones de vida que hoy agradezco a lado de mi mujer y aprendizajes de un verdadero caballero que, sin duda, hasta el día de ayer supo vivir al máximo compartiendo su pasión por la vida. "Ser mejor cada día", ése era su objetivo, su meta en la vida.

Descanse en paz un grande, Descanse en paz Oscar de la Renta.

“La elegancia es una disciplina en la vida”
Oscar de la Renta. 1932 - 2014