Calzado que todo hombre debe de tener

Una de las mayores inversiones que un hombre debe realizar, en cuanto a apariencia se refiere, es el calzado. A menudo, se dice que la primera vez que conoces a alguien juzgas tres factores principales; el cabello, apretón de manos y los zapatos. Ya sea que se trate de una reunión de negocios, una entrevista de trabajo o la primera cita, es probable que no consigas lo que quieres, si calzas un desastroso y maltrecho par de zapatos.

Con una impresionante variedad de estilos disponible en tiendas, comprar zapatos puede ser abrumador, pero no te apures, seleccione cinco estilos que no pueden faltar en el armario de un hombre.

Los clásicos Brogue de cuero marrón: Un par de zapatos que otorgan carácter distintivo. Silueta tradicionalmente perforada al estilo brogueing, originalmente eran elaborados totalmente de cuero, pero en la actualidad la suela es de goma. Poseen varios matices: elegantes, combinados con un traje en azul marino o gris e informales con camisa Oxford y jeans.

Desert Boots: No es un calzado propiamente formal, pero tampoco se trata de unos zapatos casuales. La silueta chukker es un clásico tradicionalmente elaborada de suela de goma y piel de gamuza, combina perfecto con jeans, pero con un par de pantalones chinos, polo y una bomber lucirán bien.

Los Oxford color negro: Elegantes y minimalistas, simplemente un clásico que jamás pasará de moda. Son la elección segura cuando no tienes la menor idea de qué calzado elegir. Perfectamente lustrados lucen bien con jeans, chinos y traje. 

Mocasines de piel: A un siglo de su invención, siguen de moda. Aspecto casual, pero irresistiblemente elegantes.
La mejor manera de llevar un atuendo al siguiente nivel. Una excelente elección son los de silueta estructurada en piel rígida.

Chelsea boots: Elegantes en cuero o gamuza, una elección inteligente capaz de adaptarse sin esfuerzo a cualquier ocasión.