Supera un mal día

Siempre he pensado, que cada hombre desde su trinchera puede hacer del mundo un lugar mejor. Me refiero a esas pequeñas acciones que pueden mejorar cualquier mal día.  

Aprende a estar solo: Escucha y controla tus pensamientos. Un hombre desesperado por salir de noche, toma las peores decisiones. Tampoco es una opción entrar en pánico porque piensas que nadie se preocupa por ti.  

Aléjate de las redes sociales: No es necesario decirle al mundo que estás contento porque es fin de semana, tampoco es obligatorio publicar en la ubicación de tu bar favorito y mucho menos ha de lo mucho que odias a tu jefe. Guarda el misterio, dedica el tiempo a vivir la vida sin mirar la pantalla del celular.

Escucha diferentes opiniones: La idea es ampliar tu espectro de pensamiento, reflexiona para luego tomar tus propias decisiones .

No dejes de intentar: En general, las personas que toman riesgos son más felices que los que no lo intentan. Así que trabaja todos los días para alcanzar tus metas.